A lo largo de la semana el futbolista realiza una ardua actividad física mediante entrenamientos y partidos. Es por ello, por lo que debe de tener una alimentación adecuada y equilibrada durante todos los días. De este modo, optimizará sus recuperaciones y podrá mejorar su rendimiento. De aquí la importancia de la dieta futbolista.

Dieta futbolista

La dieta futbolista se basa en comer los alimentos de una forma moderada y equilibrada. Ello no implica que tengan que privarse de ningún alimento ya que puede repercutir negativamente a la larga con antojos o recaídas. Aun así, en la medida de lo posible tiene que tratar de comer de la forma más saludable posible. En el caso de comer algo menos apropiado, una solución puede ser “compensarlo” comiendo menos o más suave en la siguiente comida. A pesar de que existen muchos tipos de dietas distintas (dieta de la piña, dieta de la sopa, dieta de la manzana, dieta disociada, dieta cetogénica) estas no tienen porque ser dietas saludables. La dieta sana que mejor funciona es la dieta mediterránea por los alimentos que la forman.

5 Comidas diarias

Una dieta futbolista comparte similitudes con una dieta para deportistas de otros deportes colectivos, como puede ser el baloncesto. Están formadas por cinco comidas diarias (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena). Un ejemplo de rutina de los alimentos que toma un futbolista durante el día, pueden ser los siguientes: (desayuno) leche de soja con pan integral y mermelada, (almuerzo) una pieza de fruta acompañada de un puñado de frutos secos sin aditivos como nueces, (comida) Plato de pasta o arroz con pollo al horno, (merienda) otra pieza de fruta distinta a la de la mañana seria ideal y podemos acompañarlo de algún té o infusión. Por último la cena, la cual debería ser una comida más suave.  En ella es una buena opción comer algún pescado como salmón acompañado de verduras al horno o al vapor.

Por último, es importante indicar que después del entrenamiento, ya sea de mañana o de tarde, es interesante para optimizar las recuperaciones tomar batidos para futbolistas. Estos batidos acostumbran a estar compuestos por proteínas y carbohidratos en una proporción de 1:3.

Aunque la dieta futbolista contiene más pautas sobre la alimentación, esta variará en función de la hora del partido. El día antes del encuentro se recomienda tomar carbohidratos (arroz o pasta), junto con proteínas (carne o pescado), aunque no hay que comer en gran cantidad.

El día del partido

Los días de partido, la última comida se realizará entre tres y seis horas antes de los partidos de hoy. Si el partido es sobre las 12:00 de la mañana, se completará un desayuno alto en carbohidratos y bajo en proteínas. Un ejemplo puede ser un zumo de naranja junto a unas tostadas con miel y un puñado de frutos secos. En cambio, si el partido es a las 17:00, se puede decantar por hacer una comida alta en carbohidratos que este compuesta principalmente por arroz o pasta. Acompañada de una pequeña porción de carne blanca como pollo puede ser una buena opción.

Durante el partido se recomienda tomar sobre todo frutas como el plátano y bebidas isotónicas para hidratarse y recuperar sales minerales. Una vez terminado el partido, es el mejor momento para tomar carbohidratos de alto índice glucémico (para recuperar energía) junto con proteínas (carnes, lácteos, pescado…) para así optimizar la recuperación tanto energética como muscular. Finalmente cabe señalar que es básico estar siempre bien hidratado y para ello siempre tomar agua en abundancia es la mejor opción.